English

El acompañamiento de PBI en 2018 benefició a más de 50 organizaciones de la sociedad civil mexicana y a 341 personas defensoras de derechos humanos, de las cuales más del 65% son mujeres defensoras. El trabajo de estas personas y organizaciones beneficia al menos a 146,351 personas y promueve los derechos humanos en todo el país.

2018 ha sido un año de lucha, de resistencia y de valentía extraordinaria por parte de las personas que diariamente ponen a sus vidas en riesgo para defender los derechos humanos.

A pesar de la celebración del 20 aniversario de la Declaración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Personas Defensoras, 2018 ha sido un año de muchos cambios y desafíos en término de derechos humanos y protección de personas defensoras de derechos humanos. La violencia en México alcanzó los niveles más altos desde el 1997, lo que coincidió con las elecciones más grandes y violentas registradas en la historia recién del país. En noviembre, el cumplimiento de las obligaciones y los compromisos en materia de derechos humanos de México ha sido evaluado en el marco del examen periódico universal ante la ONU. PBI se suma al llamado de organizaciones nacionales e internacionales que exigen al gobierno tomar nota de las conclusiones de estas evaluaciones, e implementar las recomendaciones que existen para el estado mexicano.

En este contexto, el panorama para las personas defensoras sigue siendo complicado, especialmente para las personas que defienden la tierra y el territorio en contra de proyectos económicos. Sólo en 2018, 21 personas fueron asesinadas por defender el medio ambiente según el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA).

Queremos reconocer a través de esta publicación unas de las organizaciones y procesos que tuvimos el honor de acompañar y también extender nuestros agradecimientos a las y los integrantes de PBI, por su incansable labor y dedicación.

 

Quotes: 
2018 ha sido un año de lucha, de resistencia y de valentía extraordinaria por parte de las personas que diariamente ponen a sus vidas en riesgo para defender los derechos humanos.