Español

El 30 de agosto se conmemoró el Dia Internacional de las Víctimas de Desaparición forzada; según cifras oficiales, en México existirían treinta mil personas desaparecidas, misma cifra que según organizaciones de la sociedad civil, podría ser mucho mayor, debido a la falta de un registro adecuado. En el marco de esta fecha, la ONU en México lanzó una campaña para impulsar el reconocimiento de la competencia del Comité sobre Desaparición Forzada para recibir y examinar denuncias de desapariciones forzadas, una de las piezas faltantes de la ya ratificada Convencion Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas.

Frente a la conmemoracíon, colectivos y organizaciones de familiares de personas desaparecidas, realizaron una serie de actividades conmemorativas y de exigencia de justicia en distimntos lugares de la federación. Una de estas actividades fue el foro realizado en Chilpancingo, Guerrero, mismo que reunió a colectivos de familiares de personas desaparecidas de diferentes estados del país; y a organizaciones e instituciones de derechos humanos nacionales e internacionales.

Entre las asistentes al foro se encontraba Tita Radilla, vicepresidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México (AFADEM-FEDEFAM), e hija de Rosendo Pacheco Radilla, desaparecido desde hace 43 años, y sobre cuyo caso en el año 2009 la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó sentencia, faltando aun el cumplimiento de varios aspectos de la misma. Cabe recordar que organizaciones de derechos humanos señalan que este caso marca un precedente en la materia, tanto por la sentencia, como porque permite contextualizar la situación actual de desapariciones en el estado de Guerrero.