Español

En el marco de la conmemoración de la desaparición masiva ocurrida en Chilapa en mayo 2015, el Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, en coordinación con el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan” - ambas organizaciones acompañadas por PBI- y el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad A. C. (CCTI) organizaron el foro “Las Víctimas de un Estado Fallido: Desaparecidos, Ejecutados y Desplazados”, que se realizó en las instalaciones del Congreso local de Chilpancingo este 11 de mayo, y en el cual PBI estuvo presente como observador internacional.

Durante el primer panel del foro, familiares y víctimas de la violencia, entre ellos colectivos de familiares de desaparecidos y familias desplazadas forzadamente testimoniaron sus casos.

Otros paneles, contaron con la presencia de representantes de organizaciones de la sociedad civil y comunidad internacional, entre ellos Ismael Eslava, Primer Visitador de la CNDH, y Alan García, representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México; el director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), Mario Patrón Sánchez, entre otros.

El visitador Eslava señaló que las desapariciones son un problema estructural por la violencia e impunidad en distintas regiones del país.

El contexto de desapariciones en Guerrero ha sido mencionado por la CNDH en su informe sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México, revelando que son 1,155 personas desaparecidas en el estado, ubicándose como la entidad con mayor número de fosas clandestinas al nivel nacional.

Asimismo, según las cifras de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), el estado de Guerrero es la entidad que ha sida lo más afectada al nivel nacional por eventos masivos de desplazamiento forzado entre 2009 y 2017.

En total, son 1,650 personas que han sido afectadas por estos eventos en Guerrero.