Español

La Federación Internacional de Derechos Humanos (Fidh) y el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios (FJdL) -OSC acompañada por PBI- entregaron el 6 de julio un informe a la Corte Penal Internacional (CPI), solicitando la apertura de una investigación por crímenes de lesa humanidad cometidos en el estado de Coahuila entre los años 2009 y 2016.

El informe fue firmado por un centenar de organizaciones de la sociedad civil mexicana y dado a conocer a nivel internacional a través de una Conferencia de Prensa que tuvo lugar el 5 de julio en La Haya, Holanda.

En base a testimonios de los juicios de San Antonio, Texas, contra miembros del cártel de los Zetas, en el que se señaló que existiría casos de colusión entre miembros de este cártel, autoridades y fuerzas de seguridad estatales, el informe describe tácticas que habrían sido utilizadas por fuerzas especiales de seguridad del estado y que constituirían crímenes de privación grave de la libertad física, tortura y desaparición forzada. El informe también detalla la llamada “Masacre de Allende” y los crímenes cometidos en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Piedras Negras.

La detención arbitraría, la desaparición forzada y la tortura están catalogados como crímenes de lesa humanidad en el Estatuto de Roma, a partir del cual fue creada la CPI; y diversos actores internacionales han mostrado su preocupación por lo que significaría la presencia de estos delitos en México, incluyendo el Relator Especial (RE) de las Naciones Unidas para la situación de los defensoresde derechos humanos, Michael Forst, y el RE sobre la tortura y otros tratos crueles, -en su momento- Juan Méndez; así como la Comisión Interamerica de Derechos Humanos (CIDH).

A nivel estatal, la Comisión estatal de Derechos Humanos de Coahuila (CEDH) ha emitido recomendaciones al grupo de Armas y Tácticas Especiales de la Comisión Estatal de Seguridad (GATE) debido a quejas por violaciones de derechos humanos. De igual forma, el Grupo de Trabajo sobre Personas Desaparecidas en Coahuila (GAT) ha publicado varios informes en donde se contextualiza el fenómeno.

El CDH Fray Juan de Larios fue fundado el año 2002 y tiene su sede en Saltillo, desde donde acompaña a familiares de personas desaparecidas en el estado de Coahuila. Además del trabajo de defensa y promoción, participa en diversas instancias estatales y federales de incidencia, y ha podido llevar las preocupaciones de los colectivos y organizaciones a distintas instancias internacionales. El centro es acompañado por PBI desde el año 2014.