Español

El pasado jueves 2 de julio desde PBI organizamos un seminario virtual sobre la defensa de los derechos de las personas migrantes en tiempos de COVID-19, en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid, y para el cual contamos con la presencia del Relator Especial sobre Derechos Humanos de los Migrantes de Naciones Unidas, el profesor Felipe González Morales. Este seminario nació de la necesidad de reflexionar sobre las consecuencias que la situación de pandemia está acarreando para grupos tradicionalmente muy vulnerables como son las personas migrantes y refugiadas y que actualmente se encuentran en lo que algunos expertos han descrito como una situación de crisis humanitaria. El contexto de pandemia, no obstante, no tiene solo implicaciones respecto a la salud, sino que amenaza con agravar situaciones de derechos humanos y movilidad humana de por sí bastante serias, y que requiere acción y atención urgente por parte de las autoridades correspondientes.

La frontera entre Estados Unidos y México no solo es la más transitada sino una de las regiones más peligrosas del mundo.1 El tránsito de migrantes procedentes principalmente de Centroamérica aumentó considerablemente en los últimos años, y especialmente tras el anuncio de construcción del muro en la frontera.2 Mientras que el perfil de las personas migrantes en épocas anteriores era principalmente varones migrando por cuestiones económicas, en años recientes se ha incrementado considerablemente el número de menores, mujeres y familias huyendo de sus países de origen.3

El contexto en el que las personas defensoras de los derechos de las personas migrantes desarrollan su trabajo es cada vez más extremo. Como Alberto Xicoténcatl expresó durante su intervención, al mismo tiempo que los recursos a disposición de las Casas de Migrantes son cada vez más escasos, los costes se han disparado como consecuencia de la necesidad de ofrecer una asistencia con todas las garantías sanitarias a las personas migrantes; todo ello en un contexto de abandono o inactividad de las autoridades estatales y federales correspondientes.

Durante algo más de dos horas, oyentes procedentes de distintos países pudieron escuchar los argumentos y reflexiones que los distintos ponentes expresaron sobre los riesgos, desafíos y vulnerabilidades que las personas migrantes, y las personas que les defienden, enfrentan, y cuáles son los elementos que países como México o Estados Unidos deben afrontar para dar cumplida cuenta de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos. El evento concluyó con un pequeño debate en el que las distintas personas participantes pudieron expresar sus dudas y reflexiones siendo algunas respondidas en directo por los ponentes.

Las reflexiones y preocupaciones que se expresaron durante el seminario virtual fueron recogidas por el equipo de PBI con objeto de continuar con nuestro trabajo de apoyo y protección a las personas defensoras de derechos humanos en México. Es por ello que agradecemos la participación de todas aquellas personas que pudieron dedicar dos horas de su tiempo a informarse e interesarse por la realidad de las personas migrantes en México, y nos comprometemos a seguir trabajando e informándoles sobre su desarrollo.

Desde el Proyecto de PBI México les queremos agradecer por su tiempo.

 

1 U.S. State Department classification

3 Análisis y monitoreo de Casa del Migrante de Saltillo, organización acompañada por PBI desde 2014