Español

En el mes septiembre, voluntarias de PBI se desplazaron a Coahuila en el marco del acompañamiento internacional que realiza a OSCs del estado que trabajan como defensores de las personas migrantes en el norte del país, y que enfrentan riesgos por la labor que realizan con población migrante vulnerada en sus derechos.

Cabe destacar que según el informe del Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (INM) de julio 2017 la población migrante sería sujeto de violencia y uso excesivo de la fuerza por parte de agentes del INM y otros cuerpos de seguridad en los operativos de control y detención”; y enfrentarían impunidad al denunciar delitos cometidos en su contra. Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, mencionó esta “grave” situación durante la presentación de dicho informe.

Como parte del acompañamiento internacional que PBI brinda, nuestro equipo en terreno visitó en Torreón al Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi, organización que apoya y coordina el Centro de Día Jesús Torres, albergue para migrantes en tránsito.

En la ciudad de Saltillo, PBI acompañó a la Casa Migrante de Saltillo durante la mesa de revisión de medidas cautelares que le fueron otorgadas por la comisión interamericana de Derechos humanos (CIDH) desde el año 2010, debido al riesgo que enfrentan por su labor.

Dicho riesgo, ha sido resaltado por la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT), quien emitió una alerta, debido a que han documentado al menos 13 casos de agresiones contra personas defensores de derechos humanos de migrantes en distintos puntos de la federación, las cuales se relacionarían con la labor de apoyo humanitario y defensa de derechos humanos que realizan.